Se solicitaron 490 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda para financiar las campañas y los gastos de todos los partidos que competirán por ganar curules en el Constituyente que se encargará de aprobar la redacción de la Constitución Política de la Ciudad de México. La elección de la Asamblea Constituyente de la capital costará más que lo presupuestado para el Fondo Ambiental Público de la capital destinado para financiar proyectos en materia, entre ellos los atmosféricos. Que se incluyan también los derechos de los animales, piden organizaciones.

Por Ivette Lira y Shaila Rosagel

Ciudad de México, 29 de abril (SinEmbargo).- “La Constitución de la Ciudad de México debe reconocer explícitamente los derechos de los animales no humanos sin excepciones, modificar su estatus jurídico actual y crear una entidad especializada que los haga valer”, exige la Coalición Animalista Constituyente, compuesta por 12 asociaciones dedicadas a la protección de las especies no humanas, así como algunos protectores independientes.

De acuerdo con Marco Antonio Baños, consejero electoral del Instituto Nacional Electoral (INE), se solicitaron 490 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para financiar las campañas y los gastos de todos los partidos que competirán por ganar curules en el Constituyente que se encargará de aprobar la redacción de la Constitución Política de la Ciudad de México.

La elección de la Asamblea Constituyente de la capital costará más que lo presupuestado para el Fondo Ambiental Público de la capital destinado para financiar proyectos en materia, entre ellos los atmosféricos. Si se hará un gasto de tales magnitudes, ¿por qué no incluir también los derechos de los animales?

“Lo que queremos es que de forma explícita se reconozcan no sólo los derechos humanos –que ya están claramente reconocidos en la Constitución–, sino también los derechos de los no humanos sin excepciones, ya sabemos de algunas leyes que protegen a los animales, pero no a todos”, dijo a SinEmbargo, Sandra Segovia, fundadora y presidenta de la organización Todos Somos Animales.

De acuerdo con la activista, lo que las asociaciones –algunas de otras partes de la República Mexicana– buscan para los animales, se basa principalmente en tres puntos:

  1. Reconocimiento de los derechos de los animales sin excepciones.

  2. Modificación de su estatus jurídico, ya que actualmente son considerados propiedad.

  3. Creación de una entidad especializada que haga valer sus derechos, así como existe la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), debería existir una entidad a cargo de defender los derechos de los no humanos.

En días pasados, René Cervera García, de Movimiento Ciudadano, presentó una iniciativa que incluye los derechos de animales silvestres y domésticos en el Código Civil Federal para que se les reconozca como personas no humanas, sin embargo, la animalista subrayó que buscan algo más allá: “que no sólo sea un reconocimiento a nivel código civil, sino a nivel constitucional y así tendría implicaciones diferentes”.

Explicó que dicho código habla de derechos y obligaciones para las personas no humanas, que son seres que se identifican por su capacidad de sentir, sin embargo, son incapaces de cumplir con deberes como los humanos: “nosotros tendríamos obligaciones con ellos, algo similar a lo que sucede con los bebés, reconocerlos con una figura jurídica, con lo que será posible heredarles un bien, por ejemplo”.

Es importante reconocer los derechos de los animales “porque todos compartimos el mismo planeta, todos somos en realidad parte de lo mismo, las personas también somos animales, también formamos parte del medio ambiente, no es una cuestión de que nos gusten los animales o no, es una cuestión de que todos los seres vivos merecemos respeto porque tenemos la capacidad de sentir, porque formamos parte del mismo ecosistema y porque en la medida que los respetemos a ellos, nos respetamos a nosotros mismos y tendremos una mejor convivencia y un mundo mejor”, aseguró Segovia.

Todos Somos Animales, Auxilio al Perro Amigo de Oaxaca, Asociación Miau&Guau, Escuadrón de Apoyo y Rescate Animal, Frente Unido por el Medio Ambiente y los Animales (FUSCAA), Fundación Tomy, Morena Mía, Mundo Patitas, Por México Sin Callejeritos, Pro Animal Campeche, Protección y Bienestar Animal de Chicoloapan, Zoo Amigos y algunos protectores independientes preparan un documento para entregarlo a todos los constituyentes con la intención de que lo tomen en cuenta y que en esta nueva Constitución se reconozcan de forma explícita los derechos de los animales no humanos.

“Nos encargaremos de entregar el documento a cada Constituyente. La Constitución es un documento que deberíamos crear entre todos y entre más participación exista, se genera un documento más completo y por ende los animales serán los más beneficiados”, dijo Segovia a nombre de la coalición.

No obstante, explicó que “la Constitución no es un documento que atienda situaciones particulares, por el contrario, atiende situaciones generales que engloban la mayor parte de situaciones generales para que de ahí se desprendan otro tipo de reglas, normas, etcétera”.

De acuerdo con las asociaciones, los beneficios que el reconocimiento de los derechos de los animales traería, son la protección de las especies, por ejemplo, se abriría la posibilidad de ingresar a rescatar a un perro aunque la propiedad se encuentre cerrada. Asimismo se modificaría todo lo que está alrededor de las granjas industriales, los laboratorios de experimentación, de los acuarios, y otros sitios donde existe trato cruel.

Cabe mencionar que las campañas políticas para la elección de 60 de los 100 asambleístas que formarán parte del Constituyente serán también más caras que el presupuesto asignado al proyecto del Metro de la CdMx con 80 millones 029 mil 838 pesos; al de la Agencia de Gestión Urbana de la Ciudad de México con 184 millones 282 mil 623 pesos y al que ejercerá la Secretaría de Protección Civil, la cual apenas alcanza los 158 millones 916 mil 322 pesos.

El recurso que se destinará para elegir al 60 por ciento de los legisladores que formarán parte del Constituyente también es superior al asignado a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), el cual asciende a 375 millones 420 mil 160 pesos, al de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje y al del Tribunal Electoral de la capital.

El monto asignado para la CDHDF resultó incluso inferior a los 410.2 millones de pesos como gasto mínimo de operación solicitados en noviembre de 2015 por la presidenta de la Comisión Perla Gómez Gallardo a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

Los 490 millones de pesos representan además casi el 10 por ciento de los 5 mil millones de pesos solicitados este mes por el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera Espinosa al Presidente Enrique Peña Nieto para mejorar el transporte público en la Ciudad de México.

Además, las campañas políticas para el Constituyente costarán incluso más que lo asignado para la capital mexicana en función del gasto al rubro de Ciencia, Tecnología e Innovación que asciende a 358 millones 943 mil 966 pesos.

El consejero del INE Marco Antonio Baños aclaró que ese recurso es sólo para la elección del próximo 5 de junio, pues la instalación y operación de la Asamblea Constituyente no le corresponde al instituto. Los asambleístas electos serán honorarios y se prevé que el Constituyente opere en las antiguas instalaciones del Senado de la República ubicadas en la calle Donceles en el Centro Histórico.

Eduardo Huchim May, experto en el sistema político mexicano y ex consejero en el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), explicó que el 5 de junio la elección de los diputados que conformarán el Constituyente será sui generis, debido a que no habrá distritos ni circunscripciones electorales. Los capitalinos votarán por la lista de un partido o bien por un candidato independiente. Al final se hará el cómputo y quien tenga mayor porcentaje de la votación, tendrá la posibilidad de contar con más asambleístas.

La presidenta de Todos Somos Animales hizo un llamado a los capitalinos a salir a votar y a acercarse con los constituyentes para hacerles llegar su postura respecto a los animales o alguna otra cuestión que les interese que aparezca en la Constitución.

“Es un momento histórico el que estamos viviendo, ninguna otra ciudad en el mundo está en una situación tan maravillosa como la de crear un nuevo documento constitucional, la verdad es que es algo fantástico y justo es un momento en el que deberíamos participar en aras de tener una ciudad donde podamos convivir de mejor forma no sólo entre las personas, también entre humanos y no humanos”, comentó.

Fuente: http://www.sinembargo.mx/29-04-2016/1653340


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *