Sobre la presentación de #guauderiaganador de #neovia en #GranjaLasAméricas

Hace un par de días recibí la invitación de la agencia de Relaciones Públicas de Neovia para asistir a la presentación de su proyecto Guaudería Ganador en Granja Las Américas. Para ser honesta mi primera reacción fue rechazar la invitación ya que, como todos ustedes saben, en el pasado hemos tenido algunas opiniones encontradas con la Granja Las Américas y porque también han existido proyectos similares cuyos resultados han sido bastante malitos por decir lo menos. Sin embargo también pensé que la única vía para generar verdaderos cambios en materia animal es el diálogo y que, finalmente, la intención de este proyecto es educar sobre la correcta tenencia de animales de compañía.

Los representantes de la agencia, muy amables por cierto, me comentaron que la idea era dar a padres e hijos una explicación sobre la responsabilidad que implica tener un perro en casa y que todo esto se haría mientras se convivía con algunos cachorros en un espacio controlado.

Me pareció prudente hacerles llegar algunas de mis inquietudes para que, idealmente, pudiera tenerlas resueltas antes del evento. Ese listado de 10 preguntas fue compartido vía Twitter pero ahí les va para quien no hubiera tenido chance de leerlo:

  1. Horario de trabajo de los perros
  2. Número de niños en cada grupo y cantidad de perros en el mismo
  3. Personas a cargo del grupo y su especialidad
  4. Origen de los perros que van a estar trabajando
  5. Destino de los perros que ya no se requieran en la Guaudería
  6. Edades de los perros que colaboran
  7. Posibilidad de adopción de los perros
  8. Estado actual de los animales de Granja las Américas
  9. Confirmación de si Ganador experimenta con animales
  10. Tipo de discurso que se dará a los niños

Mi primera sorpresa fue no tener respuesta pero me aseguraron que durante el evento resolverían todas mis dudas. Así que como ando en etapa zen, decidí acudir.

Confieso que los lugares donde hay animales en cautiverio no me gustan así que me armé de toda la paciencia que logré acumular esta fría mañana. Durante la presentación nos explicaron que algunos activistas estuvieron involucrados en el desarrollo del proyecto [El Muro, Croquetero y De la Calle a la Casa] y vimos un video. Hablaron los responsables de la marca, los encargados de Granja Las Américas y hasta el MVZ. Hasta ese momento seguía sin respuestas así que decidí aprovechar el espacio de preguntas para resolver al menos algunas de ellas: origen y destino de los cachorros, por qué solo cachorros y por qué solo de raza. Me explicaron que los cachorros los obtienen de un “rancho” y que cuando cumplen su período son devueltos a ese mismo rancho para su adopción ¿?. Dijeron usar beagles porque son altamente activos y sociables pero que están abiertos a utilizar perros criollos o adultos. Y entonces hicimos el recorrido al lugar.

Si han visitado La Granja hay algunos espacios en exterior donde puede entrar un pequeño grupo de gente y recibir algún tipo de explicación sobre el animal en cuestión. La Guaudería es básicamente eso. Entran padres e hijos, se les da un mensaje muy básico [MUUUUY] sobre tenencia responsable y se les habla sobre perros héroes. Después hay oportunidad de convivir con los perros.

Me dijeron que los grupos no son mayores a 10 personas-5 perros, que los perros trabajan 3 horas y descansan el resto del tiempo para que no se estresen. Pedí visitar el área de descanso de los animales y mi sorpresa fue grande cuando accedieron sin mayor problema. Fuimos pues a ese espacio donde decía “Área Restringida” y vi un espacio limpio y adecuado. Ya entrados en gastos visitamos al resto de los animales. Me dijeron que en ese momento no estaban los perros porque salen a caminar dos veces al día, 90 minutos por la mañana y un momento por la noche. El recorrido completo lo pueden ver en https://www.facebook.com/segoviasan/videos/10212901206058941/

Me enteré de varias cosas que hicieron que los pelos se me pusieran de punta. Por ejemplo, todos los animales de este lugar se rotan. Es decir están un tiempo y luego los cambian por otros. Sí, así como si fueran desechables. Esto lo comenté con la gente de La Granja y la gente de la marca y ambos coincidieron en que efectivamente eso no estaba bien.

Acordamos que yo les haría llegar un documento en el que explicaría a detalle mis observaciones y sugerencias al programa y quedamos en que nos reuniríamos para discutirlo. Reconozco que toda la apertura que mostraron me sorprendió gratamente. Así que en definitiva haré llegar el famoso documento.

Por otro lado me enteré que el área a la que me llevaron no es propiamente la de descanso de los perros y quienes pudieron verla me dicen que las condiciones en las que están no son óptimas. Esto también lo comentaré en nuestra próxima reunión.

En resumen, creo que las iniciativas que tengan por objetivo educar respecto a la tenencia responsable deben apoyarse, también creo que es importante acostumbrarnos a generar un cambio a través del diálogo más allá de las diferencias.

El ejercicio no salió tan mal pero sigo con mis reservas y muchas. Ya les contaré qué resulta de la siguiente reunión. Ojalá sean buenas noticias para todos, particularmente para los animales.